Milicianos palestinos dispararon varios cohetes que hirieron a un bebé israelí el miércoles e Israel respondió con ataques aéreos que mataron a cuatro combatientes en Gaza, informaron autoridades en Gaza.

La nueva ronda de violencia comenzó hace una semana cuando hombres armados, al parecer de Gaza, cruzaron la frontera desde Egipto y emboscaron vehículos y autobuses en el sur de Israel matando a ocho personas.

Eso fue seguido por masivos ataques de cohetes palestinos y bombardeos aéreos israelíes.

El vocero del Ministerio de Salud de Gaza, Abu Salmia, dijo que un integrante del grupo Yihad Islámica murió el miércoles en ataques aéreos israelíes. El ejército de Isarel informó que "el objetivo era un escuadrón terrorista que disparó cohetes hacia dentro de Israel".

Los aviones israelíes mataron a otro combatiente de la Yihad Islámica poco antes del amanecer el miércoles, informaron responsables de seguridad de Hamas. Fuentes militares de Israel informaron que el hombre muerto introdujo armas hacia Gaza y estaba involucrado en actividad militar en la península del Sinaí en Egipto, cerca de la frontera sur israelí.

Otros dos más murieron y 20 resultaron heridos el jueves temprano, informaron palestinos. Un ataque tenía como blanco un club del Yihad Islámica. El ejército israelí informó que sus aviones atacaron un almacén de armas y túneles de tráfico bajo la frontera entre Gaza y Egipto en respuesta al ataque con cohetes del miércoles.

Los palestinos dispararon más de una decena de cohetes hacia Israel el miércoles, enviando a los residentes de Ashkelon y otras partes en el sur a huir para resguardarse. Un bebé resultó herido con metrallas de uno de los cohetes palestinos, informó el servicio de rescate de Israel.