Argentina y China coincidieron hoy en la necesidad que los países emergentes coordinen sus políticas ante el actual contexto de crisis global para exigir una mayor participación en los grandes organismos de decisión mundial.

Éste fue uno de los temas abordados hoy por el canciller argentino, Héctor Timerman, y el ministro para América Latina y el Caribe de la República Popular China, Zhang Kunsheng, en una reunión en Buenos Aires.

La Cancillería argentina dijo en un comunicado que ambos ministros "abordaron la actual crisis económica internacional que aqueja al mundo desarrollado".

En este sentido, "coincidieron en la necesidad de una mayor coordinación de los países emergentes con el fin de obtener una participación más profunda y efectiva en los organismos de la gobernanza mundial (ONU, G-20, FMI)".

Zhang Kunsheng preside la delegación china que este jueves participará en la quinta Reunión Ministerial del Foro para la Cooperación entre América Latina y Asia del Este (FOCALAE), que se celebra en Buenos Aires.

Según fuentes diplomáticas consultadas por Efe, se prevé que los cancilleres de los 18 países latinoamericanos y los 16 de Asia del Este y el Pacífico que integran el FOCALAE aborden, entre otros asuntos, la crisis económica originada en Estados Unidos y Europa.

Ocho de los 34 países que integran este foro (Argentina, Brasil, México, Australia, China, Indonesia, Japón y Corea) son al mismo tiempo miembros del Grupo de los Veinte (G-20), cuya próxima cumbre se celebrará en noviembre en Francia.

Según la Cancillería argentina, Zhang Kunsheng destacó el "excelente estado" de las relaciones entre Argentina y China y la "coordinación existente entre ambos países sobre temas internacionales de interés común".

Timerman, por su parte, confirmó que viajará a China el próximo 9 de septiembre, junto a un nutrido grupo de empresarios y de autoridades de las áreas de transporte e inversiones.