El Gobierno de China reconoció hoy finalmente que el régimen del coronel Muamar al Gadafi, con el que mantuvo intensas relaciones comerciales, está cerca del final, expresando su esperanza de que el país norteafricano "lleve a cabo una exitosa transición política".

"China presta atención a los graves cambios de la situación en Libia y respeta la elección hecha por el pueblo libio", señaló en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Ma Zhaoxu

Al mismo tiempo, el portavoz del Ministerio de Comercio chino, Shen Danyang, señaló hoy que China "quiere jugar un papel positivo en la reconstrucción de la futura Libia junto a la comunidad internacional".

"Esperamos que Libia recupere la estabilidad pronto y que China desarrolle la cooperación comercial en todos los aspectos", subrayó Shen en rueda de prensa.

El Gobierno chino mantuvo buenas relaciones con el régimen de Gadafi, especialmente en el sector petrolífero, y teme que la probable llegada de los rebeldes al poder le perjudique.

Las preocupaciones surgieron a raíz de que esta semana los insurgentes libios aseguraran que cancelarían proyectos chinos y rusos en el crudo de Libia por no haber apoyado estos dos Gobiernos la rebelión contra los 40 años de dictadura de Gadafi.

China tiene inversiones en Libia por valor de 18.000 millones de dólares, proyectos en los que trabajaban 35.000 chinos antes de ser evacuados al iniciarse el conflicto civil en febrero.

El gigante asiático, miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, no sólo se abstuvo en la votación que en marzo aprobó una zona de exclusión aérea en Libia sino que condenó los posteriores bombardeos contra el régimen de Gadafi.

Sin embargo, meses más tarde admitió a los rebeldes como "interlocutor válido" en sus relaciones con Libia, e incluso invitó en junio a su líder, Mahmud Jibril, quien fue recibido por el ministro de Asuntos Exteriores chino, Yang Jiechi.

Ayer, lunes, la Embajada de Libia en Pekín cambió la tradicional bandera verde ligada al régimen de Gadafi por la tricolor de los rebeldes libios.