El banco suizo UBS anunció hoy el despido escalonado en los próximos años de 3.500 trabajadores, en el marco de su anunciado plan de reducir costes por valor de 2.000 millones de francos (1.758 millones de euros) hasta el año 2013.

UBS informó en un comunicado de que los despidos persiguen mejorar la eficacia de la entidad financiera y anunció que se mantendrá "vigilante" en la tarea de gestionar sus costes de base sin descuidar su política de inversiones en áreas de crecimiento.

Este banco informó de un beneficio en el primer trimestre de este año de 2.200 millones de francos, aunque su cifra de negocio retrocedió un 7,8 % respecto al año anterior para situarse en 8.300 millones de francos (6.463 millones de euros).

UBS se benefició de un importante influjo de dinero, que alcanzó 22.300 millones en el primer trimestre de 2011 (19.595 millones de euros al cambio actual) frente a los 18.000 obtenidos hace un año.