Grupos venezolanos en EE.UU. repudiaron hoy la orden de captura contra el editor presidente del semanario 6to Poder, Leocenis García, y la detención de la directora, Dinora Girón, por considerarlas un "atentado" contra la libertad de expresión en Venezuela.

José Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami, calificó de inaceptable que se "siga atentando contra la libertad de expresión y que se intente callar las denuncias y criticas que se realicen en contra del régimen".

"Denunciamos ante la comunidad internacional este nuevo atropello del régimen de Hugo Chávez contra los medios de comunicación, quien cada día se radicaliza más", dijo el activista venezolano en un comunicado.

Veppez, añadió, responsabiliza a los organismos de seguridad del Estado y a las mujeres que "hoy ostentan el poder judicial en Venezuela de lo que pueda pasarle a Girón y a García, editor del semanario 6to Poder, quien se encuentra en la clandestinidad".

Patricia Andrade, presidente de Venezuela Awareness Foundation, alertó que "la censura y el acoso" a los periodistas venezolanos por parte del Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, "continúan en aumento".

Recordó que García, quien ya había sido encarcelado por causas políticas desde el 3 de mayo de 2008 a 6 de julio de 2010 y liberado después de una huelga de hambre, está en la clandestinidad "después de ser amenazado por un alto funcionario del Gobierno".

"García ya tenía amenazas,demandas y acosos por negarse a aceptar la censura impuesta por el Gobierno venezolano", afirmó Andrade.

La Fiscalía General de Venezuela acusó del delito de "instigación al odio" a Girón y García por la publicación de un montaje fotográfico con seis funcionarias de los Poderes Públicos vestidas como integrantes de un cabaret, según el abogado de los acusados.

En el artículo "Las poderosas de la Revolución" se señala que las funcionarias cumple un rol específico "dentro del cabaret dirigido por Mister Chávez", en alusión al mandatario venezolano.

El periodista de 6to Poder Marco Da Acosta señaló que la foto solo tenía un interés "humorístico".

"Se trató de vender, porque a la gente le gusta el periodismo humorístico, se trata de llevar una sonrisa dentro de tantas noticias malas del país", argumentó Da Acosta.