Los socialistas franceses mostraron hoy su "alivio" por la posible absolución de su compañero y exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Khan de la acusación de violación en Nueva York.

La líder del Partido Socialista (PS), Martine Aubry, mostró a la radio France Info su "inmenso alivio" por la noticia de que el fiscal de Nueva York pedirá que se cierre el caso.

"Es lo que esperábamos todos sus amigos, que al fin pueda salir de esa pesadilla", aseguró Aubry, candidata a las primarias socialistas para optar a las Presidenciales del año próximo.

La líder socialista dio por hecha "en pocas horas" la absolución de su "amigo", con quien afirmó haber estado en contacto permanente a lo largo de las pasadas semanas, desde que el que fuera director del FMI fue arrestado por intento de violación a una empleada del hotel Sofitel de Nueva York.

Aubry no quiso hablar del futuro de Strauss-Khan, que antes de su arresto lideraba las encuestas para ser el candidato socialista a las próximas Presidenciales.

"Dominique es todavía útil para Francia, su país al que está muy unido, y lo será de la forma en el que él quiera (...) Ya le han quitado demasiada libertad de palabra, dejémosle que se exprese como él desee", aseguró la líder del PS.

El exlíder del partido François Hollande, que encabeza las encuestas para ser el candidato socialista, mostró su "alegría" por Strauss-Khan y sus allegados y consideró que su correligionario ha sufrido "tres meses insoportables y muy duros".

"En nombre de todos los socialistas, le envío el más cálido testimonio de amistad tras la prueba que ha pasado y todos los deseos de que reconstruya su vida lo antes posible", afirmó el portavoz del partido, Harlem Désir.

El diputado Manuel Valls, otro de los precandidatos socialistas y allegado a Strauss-Khan, consideró que lo sucedido en Estados Unidos es "un desastre" político.

"El drama, la violencia de las imágenes, el encarcelamiento, las palabras que se han dicho sobre él en la prensa estadounidense y en una parte de la prensa francesa,... Todo acaba, pero qué inmenso desastre", señaló.

Sus más próximos colaboradores en el partido consideraron que hay que dejarle tiempo para que vuelva a ocupar un espacio político.

"Hay que respetar todas las decisiones que tome. Cuando decida retomar su espacio en el debate público, tiene que ser una opinión válida para la izquierda y para el país", afirmó el exministro Pierre Moscovici.

Desde la derecha, el líder de la gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UMP), Jean-François Copé, expresó su "alegría" desde el punto de vista "personal" por la posible absolución de Strauss-Khan, al tiempo que consideró que el político socialista "ha sufrido una prueba particularmente dura".

"Desde el inicio de este caso pedí calma y es la misma línea que quiero mantener", agregó.