Es improbable que haya otra recesión en los próximos 12 meses; pero tampoco se vislumbra ninguna mejoría significativa en la economía.

Ese es el panorama que emerge de una encuesta de la AP entre importantes economistas, quienes han estado más pesimistas en semanas recientes. Ellos dicen que el alto desempleo y el débil gasto del consumidor frenará el crecimiento económico de Estados Unidos hasta el 2012.

El sombrío panorama se presenta en un momento en que la crisis de deuda en Europa amenaza infectar el sistema financiero global. También coincide con una conferencia económica anual a fines de esta semana en Jackson Hole, Wyoming, y entre conjeturas sobre si el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke revelará durante la reunión medidas nuevas para ayudar a la economía.

Las preocupaciones sobre la aproximación de otra recesión y de que la crisis europea se extenderá ha llevado a una caída de casi 15% en los precios de las acciones en el último mes. Los economistas dicen que la Gran Recesipón terminó en junio del 2009.

Lo que hace que una solución sea tan difícil es que el temor que está sujetando a los inversionistas no es únicamente un síntoma de aflicción económica: también es una causa de ella. El hundimiento de los precios de las acciones asusta a consumidores y negocios; entonces gastan e invierten menos. Los inversionistas responden a ventas corporativas bajas vendiendo acciones, lo que empeora los retrocesos del mercado.

Cada día que cae el mercado de valores "coloca otro clavo en el ataúd de la recuperación", dijo Beth Ann Bovino, economista de Standard & Poor's.

"Había estado diciendo que se trataba de una recuperación a media velocidad; ahora, es a un cuarto de velocidad", señaló Bovino, quien se encuentra entre 43 economistas académicos, corporativos y privados encuestados este mes por la AP. Como grupo, están más pesimistas que cuando fueron entrevistados hace ocho semanas. Entre sus conclusiones:

— La probabilidad de una recesión dentro de los próximos 12 meses es de 26%. En junio, los economistas señalaban una probabilidad de 15%.

— La economía crecerá a una tasa anualizada de 2% en el tercer trimestre del año y a 2,2% en el último. Aunque será ligeramente más fuerte que el crecimiento de la primera mitad del 2011, será insuficiente para reducir significativamente la tasa de desempleo.

— La tasa de desempleo será de 9% para fin de año y de 8,5% para el 2012.

Los economistas sí pronostican crecimiento económico positivo, creación de empleos y aumento en el gasto del consumidor y en los precios de las viviendas para el próximo años. Pero los incrementos serán tan pequeños que muchos no los notarán.