Directora de periódico semanal venezolano "Sexto Poder", severo crítico del gobierno del presidente Hugo Chávez, fue imputada por presuntamente incurrir en los delitos de vilipendio y ofensas por razones de género contra altas funcionarias de los poderes públicos.

El Ministerio Público dijo el martes en un comunicado que la periodista Dinora Girón fue imputada por permitir la publicación el 20 de agosto de una edición del semanario que comparó con empleadas de cabaret a varias mujeres que están a la cabeza de instituciones públicas que son percibidas como subordinadas al gobierno de Chávez.

El Tribunal le otorgó a Girón el beneficio de libertad condicional durante el proceso judicial. Le prohibió a la periodista emitir declaraciones por cualquier medio de comunicación, que estén relacionadas con este caso, y mantuvo una medida cautelar, que consiste en el cese de las publicaciones del semanario.

Por una orden judicial, Girón fue detenida el domingo pasado luego de que Sexto Poder publicó un montaje fotográfico con el título "Las poderosas de la revolución", una sátira que retrataba como bailarinas de cabaret a las titulares de la Fiscalía General de la Nación, la Asamblea Nacional, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Nacional Electoral, entre otras funcionarias.

La orden judicial incluía también la captura del editor del semanario, Leocenis García, quien permanece fugitivo. Ambos fueron acusados de "instigación al odio".

La Fiscalía imputó a Girón por la presunta comisión de los delitos "de vilipendio a funcionario público, instigación pública al odio y ofensa pública por razones de género", previstos en el Código Penal y en la Ley sobre el Derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia".

Girón niega las acusaciones.

La Sociedad Interamericana de Prensa condenó el martes la prohibición en Venezuela de publicar y distribuir el semanario y demandó a las autoridades la liberación inmediata de su directora.

"Trabar la distribución de un medio de comunicación es un abuso de poder que cercena el derecho a la información de todos los venezolanos", expresó el presidente de la SIP Gonzalo Marroquín en un comunicado emitido el martes.

También exigió al gobierno de Chávez que "devuelva plenos derechos a la publicación, y libere de inmediato a su directora, acatando principios internacionales sobre libertad de expresión que indican que nadie puede ser sometido a la cárcel por emitir una opinión crítica".

Marroquín señaló también la preocupación de la SIP, cuya sede está en Miami, porque este tipo de acoso contra los periodistas y medios independientes se extienda a la región.

Por otra parte, Claudio Paolillo, copresidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, consideró que la medida contra Sexto Poder "es un nuevo avance del régimen del presidente Hugo Chávez contra la libertad de expresión y la libertad en general".

Agregó que la libertad de expresión prueba su existencia "cuando las críticas ácidas que, incluso, pueden ser de mal gusto, son toleradas por los gobernantes, que están sometidos al escrutinio público por su propia voluntad".

Compuesta por más de 1.300 publicaciones del continente americano, la SIP está dedicada a defender y promover la libertad de prensa y de expresión.

---------

En la internet:

http://www.sipiapa.org