Bruno Ruiz empalmó un jonrón en la novena entrada para resolver un duelo de pitcheo, en el que Mexicali se impuso el miércoles 2-1 a Maracay, en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

Ruiz, de 13 años, encontró una pelota con cuenta de 2-0 y la envió por encima del muro del jardín central. Con el toletazo de 225 pies, se desató una ruidosa celebración entre los entusiastas seguidores de México.

Sonriente, Ruiz fue felicitado por sus compañeros con palmadas en el casco, después de pisar el plato.

Los peloteritos mexicanos celebraron más cuando el relevista Jorge Jacobo cerró el encuentro, obligando al bateador a pegar un roletazo. Amigos y familiares festejaron entonando canciones mexicanas.

México avanzó a la final de la llave internacional, prevista para el sábado. El equipo venezolano se medirá a Japón el jueves.

Ambos equipos mostraron un estupendo pitcheo y una excelente defensa. El abridor venezolano Keny Márquez ponchó a siete contrincantes en seis innings.