Miembros del Partido Socialista francés recibieron con beneplácito el martes la decisión de la fiscalía de Nueva York de retirar los cargos de intento de violación contra Dominique Strauss-Kahn, después de dos turbulentos meses para el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y candidato a la presidencia de Francia.

Martine Aubry, primera secretaria del Partido Socialista, consideró "un enorme alivio" que la fiscalía haya solicitado al juez poner fin al caso ante las dudas sobre la credibilidad de la acusadora.

Aubry dijo el martes a la estación de radio France-Info que "todos estábamos esperando esto... que finalmente él pueda salir de esta pesadilla".

Antes de su detención en mayo, Strauss-Kahn era considerado el principal candidato del Partido Socialista para las elecciones presidenciales del próximo año.

Su imagen se ha visto afectada tras las acusaciones de intento de violación y ahora no tiene previsto postularse a la presidencia.