La oposición ucraniana presentó hoy en la Rada Suprema (Legislativo) un proyecto de impugnación del presidente, Víctor Yanukóvich, al que acusan de ordenar la persecución de sus rivales políticos.

"La institución de la Presidencia se ha convertido en un instituto de poder, privilegio, dinero y corrupción", señaló Arseni Yatseniuk, exministro de Exteriores ucraniano, según las agencias locales.

Yatseniuk, que ha calificado de "político" el proceso judicial contra la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, cree que "ya es hora de que el pueblo tenga un mecanismo de control sobre la Presidencia".

"La ley sobre el proceso de impugnación es un camino para obligar a cada presidente a hacer lo que prometió durante las elecciones y pensar no en sí mismo o en su entorno, sino en Ucrania y su futuro", dijo.

El proyecto de ley explica que se necesita el apoyo de una quinta parte de los diputados (90) para el inicio del procedimiento de impugnación del presidente.

Mientras que para impugnar al presidente, la oposición necesitaría el apoyo de 226 diputados.

Según Yatseniuk, el artículo 111 del código penal contempla que un presidente puede ser impugnado por "alta traición" .

Entre otras cosas, el opositor acusó a Yanukóvich de violar la Constitución al prolongar la estancia de la flota rusa en la península de Crimea, enmendar varios artículos de la Carta Magna sin consultar al pueblo o la persecución de los líderes opositores y sus partidarios.

"¿No atenta esto contra la soberanía, la integridad territorial, la capacidad de defensa militar y la seguridad estatal, informativa y económica de Ucrania?", se preguntó.

La iniciativa de Yatseniuk coincide con el juicio contra Timoshenko por abuso de poder, en el que de ser hallada culpable la exjefa de Gobierno podría ser condenada a varios años de cárcel.