Un ex canciller anunció el martes su postulación para encabezar un nuevo gobierno en Japón, horas después que el impopular primer ministro Naoto Kan dijera que renunciará para principios de la próxima semana.

Kan ha sido criticado por su falta de liderazgo tras el sismo y subsiguiente maremoto del 11 de marzo, que ocasionaron una crisis nuclear. Los sobrevivientes del desastre se quejan de la lentitud con la que fueron emprendidas las tareas de socorro y recuperación. Según los sondeos de opinión, su popularidad es inferior al 20%.

El ex ministro de Relaciones Exteriores Seiji Maehara dijo el martes que desea hacerse con el liderazgo del país y restaurar la confianza y esperanza pública, especialmente entre las víctimas del desastre.

"Debemos recuperar la confianza de la gente y diseñar políticas que puedan ayudar a recuperar la sensación de seguridad y confianza de los ciudadanos", dijo Maehara.

El político es el favorito para reemplazar a Kan y su candidatura podría afectar la estrategia de otros aspirantes.

Especialista en materias de seguridad y de una política firme con China, el legislador de 49 años ha criticado duramente el creciente gasto militar de las autoridades comunistas y su presencia en la región.

Maehara fue ministro de Transporte y canciller durante el enfrentamiento del año pasado entre Tokio y Beijing sobre una cadena de islotes en el este del Mar de China, cuya soberanía reclaman ambas naciones. Debido a ello hubo un incidente entre un guardacostas japonés y un pesquero chino, cuyo capitán fue detenido.

El martes por la mañana, Kan dijo a su gabinete que esté preparado para presentar su dimisión colectiva el martes próximo, según el ministro de Economía Kaoru Yosano.

Kan prometió en junio que dimitiría en cuanto el parlamento apruebe dos proyectos de ley clave, algo que hará el viernes, lo que facilitaría la elección de un nuevo liderazgo el lunes y su renuncia el martes.