Un inmigrante que vive en Estados Unidos sin autorización demandó a las autoridades de Alabama con el argumento de que no recibió una defensa de oficio adecuada en un caso en el que se había declarado culpable de homicidio.

Cenobio Sánchez dijo que el sistema del condado de Houston de asignar defensores no proporciona una representación jurídica adecuada a las personas que son demasiado pobres para contratar un abogado. Sánchez busca que su demanda se convierta en colectiva.

Uno de los acusados, el presidente de la Comisión del condado de Houston, Mark Culver, dijo que algo no está bien cuando una persona que está en el país sin permiso puede presentar una demanda de ese tipo.

La defensora que la corte designó a Sánchez, Valerie Judah, dijo que el procesado quería declararse culpable porque pensó que el juez lo regresaría a México. En su lugar, Sánchez recibió una sentencia de 40 años por homicidio y de cinco años por portar una tarjeta del Seguro Social y un permiso de trabajo falsos.