Irene ha perdido algo de su fuerza y es ahora un huracán de categoría 1. Pero aún es probable que el meteoro se fortalezca de nuevo.

El Centro Nacional de Huracanes dijo el martes por la tarde que Irene tenía vientos máximos sostenidos de 145 kph (90 mph) a su paso por las Islas Turcas y Caicos. Los nuevos pronósticos calculan que la tormenta se moverá más hacia el este de lo previsto anteriormente, pero los modelos aún muestran que Irene podría tocar tierra en Carolina del Norte el fin de semana.

El centro de Irene se ubica a 80 kilómetros (50 millas) al sur-suroeste de la isla Gran Turca. Se mueve al oeste-noroeste a 15 kph (9 mph).