El primer ministro de la India exhortó el martes a un activista para que abandone la huelga de hambre que emprendió para protestar contra la corrupción y ofreció pedirle al parlamento que debata una versión más estricta de un anteproyecto de reforma.

Fue la primera vez que el primer ministro Manmohan Singh intentó negociar con Anna Hazare, cuya huelga de hambre ha conmovido a miles de indios cansados de la corrupción y ha puesto en aprietos al gobierno.

Horas más tarde, los asesores de Hazare tuvieron su primera ronda de diálogo con el negociador principal del gobierno, el ministro de Finanzas Pranab Mukherjee.

Tanto el gobierno como los activistas dijeron el martes por la noche que aunque la primera ronda fue buena, se necesitan más conversaciones para poner fin al desacuerdo.

"Hubo avances importantes en las negociaciones con el gobierno. Anna espera un compromiso y una declaración firme", afirmó Kiran Bedi, un organizador de la protesta, en un mensaje de Twitter.

Poco después que comenzó la reunión, Hazare salió para dirigirse a sus simpatizantes. Dijo que los médicos le han pedido buscar atención médica, pero agregó: "La voz de mi consciencia no me permite aceptar ayuda médica en este momento".

El gobierno ha programado para el miércoles una reunión de todos los partidos políticos para hablar acerca del conflicto en torno a la creación de una entidad de vigilancia anticorrupción. Mukherjee dijo que el tema será abordado en esa reunión antes de llegar a cualquier decisión, reportó la agencia noticiosa Press Trust of India.

Hazare y sus asesores aseguran que el activista no levantará su huelga de hambre hasta que el Parlamento apruebe una versión más estricta de la ley que crearía la agencia de vigilancia.

Hazare, de 74 años, se ha debilitado tras perder más de 5,5 kilogramos (12 libras) desde que empezó su ayuno el 16 de agosto y, según sus asesores, Singh le escribió para expresar su preocupación y pedirle que termine su protesta.

___

La periodista de Associated Press Katy Daigle contribuyó a este despacho.