El vocero federal en materia de seguridad pública rechazó el lunes el llamado de un procurador de justicia estatal para que los cárteles de las drogas de México se unan en algún tipo de tregua, señalando que a las bandas de narcotraficantes hay que arrestarlas y desmantelarlas, no suplicarles.

El portavoz Alejandro Poiré reaccionó así a preguntas sobre el llamado que hizo Alberto López Rosas, procurador de justicia de Guerrero, estado sureño agobiado por la violencia.

En comentarios hechos a medios de prensa locales durante el fin de semana, López pidió a los cárteles una tregua, respetar la vida de una ciudad, la vida de la población, la vida de la sociedad.

Poiré dijo él lunes durante una conferencia de prensa en la ciudad de México que tales apelaciones no llevan a nada.

"Con respecto a los llamados de la autoridad al comportamiento de los delincuentes, creo que no podemos ser más claros en subrayar que la paz no se va a alcanzar pidiéndole cosas a los delincuentes", señaló Poiré.

"La seguridad se va a alcanzar llevando a los delincuentes ante la justicia, modernizando las corporaciones, asegurando que lo que piensen los delincuentes no sea lo que les conviene, por un llamado o por un exhorto a cambiar su actitud, sino que no les queda más remedio que someterse a la ley", agregó.

López dijo al canal de televisión Milenio que fue malinterpretado. Indicó el lunes que hizo un llamado a los cárteles a detener sus batallas sangrientas entre ellos, y que no sugirió que las autoridades les garantizaran algún tipo de tregua.

Poiré señaló que la sola idea era un anatema. "¿Cómo quedaría la ciudadanía, si su autoridad, la responsable de combatir los delitos, plantea la realización de treguas o pactos?", preguntó.

También el lunes, las autoridades informaron que el secretario del ayuntamiento de Ciudad Mante fue asesinado a tiros en el centro de esa localidad del norte de México.

Ricardo Cruz se encontraba cerca del ayuntamiento cuando fue baleado el domingo en la tarde por un grupo de individuos, dijeron funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del estado de Tamaulipas.

Ciudad Mante, ubicada en esa entidad, tiene 100.000 habitantes. Una de sus principales actividades económicas es la producción de caña de azúcar.

Otro funcionario de Tamaulipas fue asesinado el sábado en la ciudad de Matamoros, fronteriza con Brownsville, Texas. El director local de Deportes, Wilfrido Campos, fue baleado cuando salía de un centro nocturno.

Las autoridades no conjeturaron sobre los posibles móviles de ambos crímenes, pero la región es escenario de una guerra entre narcotraficantes de los Zetas y el cártel del Golfo.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino