Los futbolistas españoles y la liga no progresaron el martes en las negociaciones para resolver el impasse laboral que mantiene paralizado el inicio de la temporada por una huelga de los jugadores.

Las partes se reunieron durante unas seis horas y no lograron un acuerdo para firmar un nuevo convenio laboral que ponga fin a la huelga que obligó a suspender la primera fecha el fin de semana pasado y que amenaza también la segunda jornada.

"Las posturas siguen alejadas, mañana tendremos otra reunión para intentarlo", dijo a la salida de la reunión el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán, según reportó la agencia Europa Press.

Astiazarán dijo que volverán a reunirse el miércoles para intentar "acercar posturas".

El gerente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Gil, acusó a la LFP de no ceder en sus posturas.

"La situación no ha cambiado mucho", señaló Gil, según Europa Press.

Los futbolistas decretaron la huelga en busca de un convenio laboral que garantice el pago de los salarios adeudados por los clubes, que según los jugadores ascienden a unos 72 millones de dólares.