La directiva del campeón del fútbol uruguayo, Nacional, denunciará el caso del futbolista juvenil Nicolás López a la FIFA debido a que fue llevado a Italia junto a su familia por un representante y sin autorización de la institución, afirmó hoy el presidente del club Ricardo Alarcón.

"Vamos a estar firmes en este tema y lo denunciaremos a la Conmebol, la FIFA y al ministerio de Turismo y Deportes de Uruguay", aseguró Alarcón en declaraciones a medios locales.

"Llegaremos hasta las últimas consecuencias porque este tema supera a Nacional y afecta a todo el fútbol uruguayo", agregó el directivo.

El vicepresidente del Nacional, Héctor Olmos, abogado de profesión, dijo que lo ocurrido "es prácticamente el secuestro de un joven"

López, de 17 años, es considerado una de las nuevas figuras del fútbol uruguayo y el pasado sábado ingresó en el segundo tiempo del partido que el Nacional igualó 2-2 con el Defensor Sporting en encuentro correspondiente a la segunda jornada del torneo Apertura.

El futbolista es representado por el empresario de origen peruano Pablo Bentacur enfrentado con el Nacional desde tiempo atrás.

López, que tiene contrato con el Nacional hasta diciembre de 2012, viajó el pasado fin de semana a Milán junto a su familia y por recomendación de su representante.

El futbolista no se presentó a entrenar el lunes con el resto de la plantilla del equipo uruguayo que dirige el argentino Marcelo Gallardo.

La situación generada "constituye un agravio a la institución, a la comisión directiva y a su parcialidad", afirmó el Nacional en un comunicado.

La nota define el viaje del futbolista a Italia como un "acto ilícito" y advierte que lo ocurrido es "distorsionante" para el futbolista.

El Nacional "ha de actuar con toda la firmeza que la gravedad de caso requiere", agrega el comunicado.

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, convocó a una reunión especial de clubes para analizar el caso y sus posibles derivaciones.