Sierra Nevada (Granada), 23 ago (Efe).- El británico Mark Cavendish, del HTC-Highroad, decidió hoy camino de Sierra Nevada en la cuarta etapa de la Vuelta a España, que partió desde Baza, que ya estaba bien de sufrir el agobiante calor del sur peninsular que aplana al pelotón y la dureza de un recorrido que no le va.

El calificado como mejor velocista del mundo, a la vez que consentido en muchas de sus actuaciones, tenía en sus manos en la Vuelta a España 2011 hacerse un nuevo hueco en la historia del ciclismo mundial, ya que de haber ganado una etapa hubiese inscrito su nombre con el de los tres únicos ciclistas que ganaron en las tres grandes en la misma temporada, el español Miguel Poblet (1956) y los italianos Pierino Baffi (1958) y Alessandro Petacchi (2003).

Cavendish, ganador de cinco etapas y del maillot verde en la pasada edición del Tour de Francia y 2 en el Giro de Italia, decidió bajarse de la bicicleta en el kilómetro 125 de etapa, después de subir el segundo puerto de la jornada, el Alto de los Blancares, y todavía por delante la ascensión a la estación invernal granadina.

En el Tour pudo subir al podio de los Campos Eliseos gracias a la repesca masiva de corredores que llegaron fuera de control y que obligó a los organizadores, tras las dos etapas alpinas, a saltarse el reglamento para no llegar a París con un adelgazado pelotón compuesto por una cincuentena de ciclistas.

Tanto en tierras francesas como previamente en Italia tuvo que hacer frente a las acusaciones de dos ciclistas españoles del Movistar, Fran Ventoso y José Joaquín Rojas respectivamente, de servirse de ayudas exteriores para no tener que ser descalificado por llegar fuera de control en las jornadas montañosas.

"Cav", de 26 años, ya pasó apuros en la etapa anterior en la que perdió más de doce minutos, que incluía dos dificultades de tercera categoría y hasta el momento no había tenido opción alguna de disputar una llegada masiva, desenlace inédito en la presente edición.

Dadas las continuas emboscadas preparadas por los responsables de Unipublic en las etapas que parecían predeterminadas para resolverse en un esprint masivo unidas a las escasas opciones para los próximos días, la siguiente sería la octava con final en Talavera de la Reina, pesaron en la decisión adoptada por el ciclista de la Isla de Man.

Todos los velocistas del pelotón internacional, incluido el británico, sueñan con llegar en su mejor momento de forma a la cita de Copenhague dos semanas después de finalizar la Vuelta donde se pondrá en juego el maillot arco iris de campeón del Mundo. Todos los que conocen el recorrido danés saben que favorece a los velocistas y allí Cavendish tendrá muchas opciones.

Cavendish estrenó el maillot rojo de la Vuelta en la edición de 2010 . En su palmarés figuran 20 triunfos de etapa en el Tour, 7 en el Giro y 3 en la ronda española.