Un diputado opositor venezolano denunció hoy en el plenario de la Asamblea Nacional (AN, unicameral) que le han pagado por su labor legislativa con cheques sin fondos, lo que desató un desacuerdo entre las dos principales autoridades legislativas afines al presidente del país, Hugo Chávez.

"Entregue eso aquí (los cheques) y en las próximas 24 horas tendrá una respuesta", le inquirió el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto, al legislador Omar González, del partido Primero Justicia, opositor al Gobierno de Chávez.

"No necesita entregarlos, él ya declaró sobre eso, (lo que demuestra que) él no tiene ningún interés en resolver el problema; su interés es descalificar la institución de la AN", replicó de inmediato el vicepresidente del legislativo, Aristóbulo Istúriz, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al igual que Soto.

"Entréguelo y punto", le contradijo Soto a Istúriz, tras lo cual el legislador opositor no supo a qué hacer.

González denunció el asunto tras anunciar el rechazo de la minoritaria bancada opositora a una petición para que de las arcas estatales salga el equivalente a 5,1 millones de dólares como contribución para que el diario oficialista El Correo del Orinoco incremente el número de ejemplares diarios en circulación.

"Es importante la transparencia y la sana administración de los recursos estatales", demandó González tras remarcar que "hay instituciones como esta misma Asamblea Nacional que no respeta la seriedad y transparencia en el manejo de los fondos públicos".

Los cheques que ha recibido de la AN por su labor parlamentaria en junio, julio y agosto últimos son "cheques de goma, sin fondo, señor presidente", remarcó González dirigiéndose a Soto.

En el banco estatal donde intentó cobrarlos se le manifestó, añadió, que se trataban de "cheques emitidos sobre fondos no disponibles"; es decir, "por insuficiencia de fondos", subrayó.

"¿Cómo es posible que emitan cheques sin provisión de fondos y no uno, aquí hay tres", insistió y recordó que en la AN se debatió profusamente en los últimos días sobre la decisión de Chávez de repatriar el oro físico del país depositado en bancos extranjeros.

"¡Imagínense ustedes si así se administran los lingotes de oro!. ¿Cómo vamos a pensar que se administra con transparencia y seriedad la reserva monetaria internacional?", se preguntó González tras advertir que la emisión de cheques sin fondos "es un delito tipificado en el Código Penal que se paga con pena de prisión".