La policía española detuvo en Madrid a un copiloto de una aerolínea mexicana por el presunto tráfico de 42 kilos de cocaína.

La embajada de México en España informó el martes que el ciudadano mexicano Rubén García García viajaba como copiloto de Aeroméxico cuando la policía de ese país lo detuvo en el aeropuerto de Madrid-Barajas el jueves y decomisó los narcóticos.

Aeroméxico informó el martes en un comunicado que García fue suspendido mientras continúan las investigaciones. Agregó que no ha recibido ninguna notificación oficial de las autoridades españolas.

"Grupo Aeroméxico lamenta profundamente este hecho y expresa su mejor disposición para coadyuvar con las autoridades", señaló la empresa.

García fue presentado ante un juez e ingresado a una cárcel cerca de Madrid.

El detenido ya cuenta con un abogado, informó la embajada.

No es la primera vez que un empleado de la compañía aérea es señalado como presunto traficante de cocaína.

La policía nacional española arrestó a tres sobrecargos de Aeroméxico en diciembre por el supuesto tráfico de casi 140 kilogramos de cocaína. Los tres hombres mexicanos presentaron sus identificaciones de Aeroméxico al momento del decomiso, informó la procuraduría de México.

La policía federal mexicana arrestó después a seis guardias de seguridad privada que presuntamente ayudaron a los sobrecargos a evadir la revisión del equipaje.