El campocorto estelar Starlin Castro volvió el martes a batear primero para los Cachorros de Chicago contra Atlanta, luego que su piloto lo mandó a la banca porque no prestó atención en el campo mientras se hacía un lanzamiento.

La noche del domingo, la televisión mostró al dominicano pateando la tierra y caminando al jardín, de espaldas al plato, mientras el relevista James Russell lanzaba a Daniel Descalso, de San Luis, en la sexta entrada de la derrota de Chicago por 6-2.

El canal ESPN también mostró a Castro mirando al cielo y parado en el jardín sin el guante en la mano. El analista Bobby Valentine criticó a Castro y a los Cachorros durante casi siete minutos.

"Sé que puedo ser un muy buen jugador", dijo Castro, de 21 años, que lideraba el martes la Liga Nacional con 164 imparables.

"Me sentí decepcionado porque gastamos mucho tiempo y énfasis en esta parte de su juego", dijo el piloto Mike Quade, que agregó que Castro "necesita estar atento".

El tercera base Aramis Ramírez, compatriota de Castro, dijo que es esperable que cometa este tipo de errores al ser tan joven.

"Esto no debería suceder", dijo Ramírez. "El es el primero en decirte que no debería suceder".