Adidas, la segunda compañía de artículos deportivos más grande del mundo, presentó el martes sus primeras zapatillas para sentirse descalzo.

El nuevo calzado Adipure, que estará a la venta en noviembre por 90 dólares en las tiendas estadounidenses, fueron diseñadas para que imiten la sensación de andar descalzo a quien los utilice cuando haga ejercicio, aunque con la protección, tracción y durabilidad de un zapato.

Adidas, que intenta ampliar su presencia en el mercado estadounidense — en el que domina Nike_, es la empresa del sector de más reciente incursión en el mercado de las zapatillas minimalistas, que aunque es muy reducido tiende al crecimiento.

Este tipo de zapatillas representa una fracción del mercado de zapatos deportivos en Estados Unidos, que alcanza los 22.000 millones de dólares. Sin embargo, las ventas de este calzado deportivo se han más que duplicado el último año.

Los usuarios aseguran que el calzado minimalista los obliga a recurrir a los movimientos naturales del cuerpo y así evitar lesiones.

Los detractores aseguran que este calzado propicia lesiones musculares, a diferencia de las zapatillas tradicionales para correr.