El técnico de Arsenal Arsene Wenger recibió otros dos partidos de suspensión de la UEFA por violar los términos de una inhabilitación previa en el partido de repechaje de la semana pasada con el Udinese.

Wenger estaba inhabilidado para el choque de ida con Udinese por comentarios que hizo sobre un árbitro tras la eliminación de la Liga de Campeones del año pasado a manos del Barcelona.

Sin embargo, se lo vio pasándole instrucciones a su asistente Boro Primorac desde una tribuna contra Udinese.

La UEFA dictaminó que había violado los términos de su sanción y lo inhabilitó por otros dos encuentros, comenzando con el del miércoles ante el mismo Udinese, que definirá cuál de los dos avanza a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Arsenal, por su parte, recibió una multa de 10.000 euros (14.000 dólares) por "conducta inadecuada de sus funcionarios".

El club dijo en su página digital que apelará la multa y la suspensión de Wenger.

Arsenal ganó 1-0 el partido de ida.