Los precios de las acciones cerraron el lunes con modestas ganancias en la Bolsa de Valores de Nueva York, rompiendo una racha de cuatro semanas de pérdidas.

El promedio industrial Dow Jones logró subir hasta 200 puntos durante la sesión, pero cerró con ganancia de 37 unidades (0,3 en 10.854,65. El Standard & Poor's 500 ascendió 0,29 puntos, menos de 0,1%, para quedar en 1.123,82 y el tecnológico Nasdaq avanzó 3,54 unidades, 0,2%, para cerrar en 2.345,38.

En comparación con las fluctuaciones de las pasadas dos semanas, las operaciones del lunes fueron relativamente tranquila. El Dow perdió o ganó al menos 200 puntos ocho días durante agosto, incluyendo la estrepitosa caída de 419 puntos del jueves. La degradación de la calificación crediticia de Estados Unidos y los temores de una nueva recesión han sacudido a los inversionistas y puesto al Dow un 10% abajo este mes, debido a que los inversionistas se deshicieron de papeles riesgosos, lo que arrastró al promedio industrial.

Las acciones bancarias cayeron de nuevo. JPMorgan Chase & Co. bajó 2,7%. Bank of America perdió 7,9%, la mayor caída entre las 30 compañías del Dow. Los analistas en Wells Fargo recortaron el precio objetivo de su acción debido a temores de que Estados Unidos pudiera caer de nuevo en una recesión.

Sam Stovall, estratega de inversionistas en Standard & Poor's, advirtió que uno no debe llegar a conclusiones prematuras a raíz del alza de la bolsa del lunes.

"Un alza de dos horas no revertirá la tendencia", dijo Stovall. "Es común que en medio de un mercado débil haya días que contradigan la dirección general". El S&P 500 ha perdido 13% de su valor este mes, lo que seguramente le dejará en su peor desempeño de agosto desde 1998.

Pero tras perder valor por cuatro semanas en fila, algunas acciones se han convertido en gangas que los inversionistas no se quieren perder, dijo Stovall.

Los inversionistas están a la espera de un discurso el próximo viernes del presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, en una reunión anual en Jackson Hole, Wyoming. El año pasado, el discurso de Bernanke en ese evento preparó el terreno para un programa de 600.000 millones de dólares para estimular la economía mediante la compra de bonos del Tesoro. Algunos analistas vaticinan que el banco central estadounidense tomará alguna medida similar para apuntalar a la debilitada economía.

Stovall opina que algunos inversionistas están a la espera de que Bernanke ofrezca palabras de aliento el viernes, "así sea sólo para decir que el banco central no se ha quedado dormido, ello ayudaría", expresó.

El índice de volatilidad ha ascendido 68% este mes, indicio de que los inversionistas anticipan mayores fluctuaciones en el S&P 500, el índice preferido por los profesionales.

Los bonos del tesoro y el oro han estado en ascenso este mes, debido a que son refugios para los inversionistas que desean huir del volátil mercado accionario. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó por debajo de 2% la semana pasada, un piso sin precedente. La cifra se ubicaba en 2,10% el lunes por la tarde. El rendimiento de los bonos baja cuando sube la demanda de ellos.

El oro subió 2% para ubicarse en 1.892 dólares. El oro ha subido 16% en lo que va de mes.

A fines de semana se divulgarán cifras de ventas de viviendas, ventas en cadenas comerciales, pedidos de bienes duraderos y solicitudes de compensación por desempleo. El gobierno también difundirá cifras corregidas del crecimiento económico para el segundo trimestre. Una disminución de esa cifra podría causar alarma entre los inversionistas.

Por su parte, luego de subir temprano durante el día, los mercados europeos borraron la mayor parte de sus ganancias al acercarse el cierre. El índice británico FTSE 100 cerró 1% por arriba a 5.092,8 puntos, luego de haber subido más de 2%. El CAC 40 francés ganó 1,1% a 3.051,3 puntos, mientras que el alemán DAX cayó 0,1% a 5.473,7 puntos.

En tanto, el reciente incremento del yen contribuyó a las pérdidas, donde la mayoría de los mercados terminaron el día en territorio negativo.

El índice japonés Nikkei 225 perdió 1% para cerrar en 8.628,13 puntos ya que el fortalecimiento del yen afecta a las exportaciones del país encareciéndolas.

El Kospi de Corea del Sur también resintió el golpe al caer 2% a 1.710,70 puntos. El índice compuesto de Shanghai perdió 0.7% a 2.515,86 puntos, mientras que el índice compuesto Shenzhen Composite perdió 0,9% para cerrar en 1.124,17 puntos. En cambio, el Hang Seng de Hong Kong ganó apenas un 0,5% y cerró en 19.486,87 puntos.

En Londres, el crudo Brent para entrega en octubre cayó 1,51 dólares por barril para quedar en 107,11 dólares en la Bolsa ICE de futuros. Sin embargo, el petróleo de referencia para entrega en septiembre en la Bolsa Mercantil de Nueva York, subió 0,74 centavos a 83,15 dólares por barril en transacción electrónica.

Tres acciones perdieron por cada dos que subieron en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacción estuvo por arriba del promedio en 4.800 millones.