El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, dijo el lunes que el problema de Libia está llegando a su conclusión y expresó la disposición de su país a colaborar en la transición política tras la caída de Moamar Gadafi.

"Se está llegando a una conclusión del asunto, muy pronto el poder pasará a manos de los insurgentes y esperamos que la conclusión final sea lo más pronto posible", dijo el diplomático ruso en conferencia de prensa al concluir una visita oficial a El Salvador.

Lavrov sostuvo que el problema en Libia pudo haber concluido hace mucho tiempo, pero señaló que ha habido una serie de obstáculos incluyendo la posición del propio Gadafi, "que hasta el último momento ha insistido que solo con él se puede debatir".

Señaló que "las acciones de la OTAN también han sido un obstáculo que han salido fuera del mandato que se ha entregado por el Consejo de Seguridad de la ONU y que no se apoyó la iniciativa de la unión africana".

"El final que ha tenido lugar ahora pudo haber salvado muchas vidas", afirmó, pero dijo que, "el poder pasará muy pronto a manos de los insurgentes y ellos se responsabilizarán de los futuros acontecimientos".

Pero manifestó que "las nuevas autoridades tendrán tareas realmente complicadas, hay comunicaciones sobre revueltas".

Lavrov manifestó también que "Rusia está dispuesta a colaborar al proceso político de Libia (y) en otros países también. Nosotros con el pueblo libio tenemos grandes tradiciones de amistad, de cooperación de muchos años. Nosotros vamos a colaborar y seguir esta idea de ahora en adelante".

"Estamos a favor de finalizar los actos militares, formar un proceso de paz, crear instituciones leales, formar las bases para un Estado democrático, respetuosos de la soberanía y los interese de Libia", agregó.

Lavrov dijo que "nuestros intereses en Libia no desaparecerán y que las instituciones que van a formar en el proceso la democracia son responsables porque Libia es miembro de la comunidad internacional y tiene ciertas reglas de comportamiento".

"Yo quiero decir que no podemos dudar que nuestro sentimiento de amistad sincera forma la bases entre los pueblos libio y ruso".

Lavrov llegó al país en visita oficial para suscribir un convenio para fortalecer las relaciones bilaterales con El Salvador.

Además acordaron nuevas vías de cooperación bilateral y las perspectivas de abrir una embajada de Rusia en El Salvador.

Durante su estadía, el canciller ruso participó en un foro empresarial que intenta favorecer el clima de negocios e inversiones para dinamizar las relaciones comerciales y promover las inversiones a nivel bilateral y regional.

Rusia y El Salvador establecieron relaciones diplomática el 3 de junio de 1992.