Un avión militar evacuó el lunes a Lima a 85 turistas extranjeros que habían quedado varados en Cusco luego de que el gobierno canceló el jueves los vuelos de una aerolínea local por deficiencias en el mantenimiento de sus aviones.

"Un avión de la Fuerza Aérea trajo a Lima esta mañana desde Cusco a 85 turistas extranjeros que deben continuar sus viajes hacia sus países", dijo a la AP Verónica Palomino de la oficina de prensa del Ministerio de Transportes.

El domingo el mismo avión militar transportó a la capital a otros 75 turistas extranjeros que no podían retornar a Lima por el cierre de Peruvian Airlines, una aerolínea de bajo costo que posee el segundo lugar en el mercado doméstico.

Boris Gómez, presidente de la cámara de turismo de Cusco, dijo a la AP que "a diario unos 100 turistas extranjeros tienen problemas para volar desde Cusco a Lima por la suspensión de la aerolínea Peruvian Airlines".

Agregó que "el daño realizado a la imagen de Cusco con la suspensión de una aerolínea sin un plan de contingencia es inmenso porque en agosto arriban a Cusco la mayor cantidad de turistas de todo el mundo, unos 2.000 al día".

El Congreso citó para la tarde del lunes al ministro de Transportes, Carlos Paredes, para que informe sobre el plan de contingencia que usará el gobierno para evitar molestias a los turistas.