Campeón olímpico. Dueño del récord mundial. Dayron Robles ha conseguido casi todo lo que se debe en los 110 metros con vallas.

Pero le falta el título en un campeonato mundial de atletismo y la cita de Daegu en Corea del Sur le ofrece al cubano una nueva oportunidad de hacerlo realidad.

También presenta otro escenario para enfrentar a sus dos grandes rivales en la prueba: el estadounidense David Oliver y el chino Liu Xiang.

"A mi que nadie me diga que somos amigos en la pista, la adrenalina sube y todos los atletas son enemigos, todos salen a matarse por la victoria" dijo Robles en una entrevista con la AP.

Oro olímpico en Beijing 2008 y dueño de la plusmarca mundial (12.87 segundos), Robles quiere poner fin a la mala fortuna que le persigue en los campeonatos del mundo, luego de los reveses sufridos en Osaka (2007) y Berlín (2009), quedando fuera del podio.

Frente a ese reto, Robles aseguró que no siente presión: "al contrario tengo una gran motivación, quiero al fin alcanzar lo que me falta".

En su camino encontrará al estadounidense David Oliver, figura dominante de las vallas el año pasado y poseedor de la mejor marca del año (12.94). Detrás se ubican, el chino Liu Xiang (13s) y Robles (13.04).

Psicológicamente, el cubano se anotó un par de victorias importantes durante la temporada, al ganarle a Oliver las dos veces que se enfrentaron, en París y en Londres.

"Lo importante es la confianza", señaló Robles quien esta temporada ha ido de menos a más.

"Respeto a todos los rivales, todos hacen muchos sacrificios, todos sueñan con la medalla de oro, pero en una final mundial, y más en una prueba tan técnica como la mía, uno nunca sabe lo que puede pasar", expresó Robles.

La estrategia del cubano es ante todo "ganarme a mi mismo, si no lo logro no puedo vencer a los demás. Este año le gané par de veces a Oliver, sin embargo perdí una carrera de puro trámite, sin mayores contrarios, porque choque con una valla. Eso le pasa a cualquiera".

La rivalidad con Oliver, y hace par de años con Liu, tiene un aspecto positivo para Robles.

"Ahora la carrera de los 110 metros con vallas es muy esperada. Cuando vamos a correr, la gente habla, se pregunta, ¿quien ganará?. ¿Dayron, Oliver, Liu? Estoy orgulloso de ver a la gente apasionarse por las vallas, y más en mi país donde el béisbol es rey", indicó.

En un mundial, según dice, lo importante es llevarse la victoria, pero Robles no descarta la posibilidad de mejorar la plusmarca en su poder.

"Para eso estoy preparado", aseguró. Y agregó, "las vallas requieren de muchos riesgos y mientras más uno se arriesga, más posibilidades tiene de lograr cosas grandes".

¿La tercera irá la vencida en Daegu tras los reveses en los dos mundiales previos?

Robles alzó los hombros y manifestó: "corro para mí, para cumplir mis sueños".

___

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes