Miles de refugiados libios iniciaron el regreso a sus hogares en Libia por el puesto fronterizo de Dhiba, a 600 Km al sur de la capital, debido a que el de Ras Jedir, por la parte libia, sigue controlado por las fuerzas leales al coronel Muamar el Gadafi, informó hoy a EFE el presidente para la región del sur de la Cruz Roja.

El médico tunecino Monji Slim explicó que "el retorno masivo de los refugiados libios a su país se ha acelerado desde que los rebeldes entraron en Trípoli, y van abandonando las ciudades de Medenine, Tataouine, Kebili y Douz (sureste), donde fueron acogidos 15.000 refugiados libios de los que ya sólo quedan 7.000".

"Desde primeras horas de la mañana de hoy, lunes, se incrementó el éxodo de libios hacia la zona montañosa del otro lado de la frontera que está pacificada y sólo dos ambulancias libias pasaron por la aduana esta mañana hacia Túnez".

El próximo fin del ayuno musulmán del mes sagrado de Ramadán con la celebración del pequeño Aid (fiesta) el próximo lunes "acelerará este éxodo, pues todo el mundo querrá pasarlo en casa con sus familias y por primera vez, para muchos, sin Gadafi", deseó la fuente.

Slim indicó que el puesto fronterizo de Ras Jedir, a 80 Km de la isla de Jerba, registró "una calma muy inquietante" durante toda esta mañana, y precisó que "no llegaron ambulancias ni camiones ya que la carretera que nos une a Trípoli está cortada a unos 80 Km después de la frontera", dijo citando fuentes militares tunecinas.