Manchester United brindó el lunes una vibrante actuación en el segundo tiempo para derrotar con comodidad 3-0 al Tottenham y apuntarse su segunda victoria en dos fechas de la liga Premier inglesa.

Tottenham, que no gana como visitante en Old Trafford desde 1989, logró llegar empatado sin goles al entretiempo. En parte, el mérito fue del arquero estadounidense Brad Friedel, de 40 años, que celebró su debut en los Spurs con una volada para atajar un buen remate del volante Tom Cleverley.

Tras el descanso, sin embargo, el delantero Danny Welbeck abrió el marcador a los 61 minutos al cabecear al palo más lejano un centro preciso de Cleverley desde la banda derecha.

Luego Welbeck le dio un bello pase de taco al mediocampista brasileño Anderson para que marcara el segundo, libre y de frente al arco, a los 76.

Wayne Rooney cerró el resultado con otro cabezazo al lado de un palo a los 87 minutos y United se sumó en la punta a Manchester City y Wolverhampton, con seis puntos tras dos partidos.

"La actuación en el segundo tiempo fue absolutamente fantástica", dijo el entrenador del United Alex Ferguson al canal Sky Sports. "Fue un partido rápido en el primer tiempo, de un lado al otro. Tottenham tuvo mucho la pelota, pero en el segundo tiempo despegamos".

Tottenham debutaba en el campeonato, luego que su primer partido se suspendió por los saqueos y disturbios que sacudieron Londres la semana pasada.

El entrenador Harry Redknapp no convocó al mediocampista croata Luka Modric, al que Chelsea intenta contratar, pero dijo después del encuentro que espera que se quede en el equipo blanco.

"Seguro, es un profesional fantástico", dijo Redknapp. "Necesitamos que vuelva a jugar. Necesitamos uno o dos jugadores más. Tenemos buenos futbolistas pero al equipo le falta una columna vertebral. Sé a quién necesitamos y si el presidente me puede ayudar a traerlos, estaré bien".