El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza, dijo el lunes que la lucha contra el narcotráfico continuará siendo infructuosa si no va acompañada de esfuerzos por reducir la demanda de estupefacientes.

Insulza sostuvo una reunión de trabajo el lunes con el presidente Ollanta Humala en Palacio de Gobierno, y al término del encuentro declaró a la prensa que los países consumidores de droga deben asumir la responsabilidad que les toca en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas.

"Hemos hecho un enorme esfuerzo... para reducir la oferta, por así decirlo de droga, pero creemos que no existe un esfuerzo similar para reducir la demanda", expresó el funcionario, de nacionalidad chilena.

Señaló que a pesar de que existen más de tres millones de personas en la cárcel en los países de la región por delitos de narcotráfico, y pese a que se han confiscado toneladas de droga, no se ha solucionado el problema, y "muchos dicen que la guerra contra la droga ha sido un fracaso".

"Entiendo por responsabilidad compartida el no echarle todo el fardo a los países donde se produce la droga sino que también asuman su responsabilidad los países a donde va destinada la droga", indicó.

"Mientras no enfaticemos una reducción del consumo de droga a través de una gran cantidad de medidas constructivas no vamos a conseguir detener el negocio", sostuvo, mencionando entre esas medidas la creación de mejores programas educativos, y sistemas de rehabilitación y de prevención.

"Si no enfrentamos con igual fuerza o con más fuerza el tema de la demanda... esto no va a caminar".

Insulza destacó la iniciativa de Humala de organizar una cumbre antidrogas en la región con el fin de persuadir a los países desarrollados, que concentran la demanda de estupefacientes, de que acepten que en el tema de las drogas existe una responsabilidad compartida.