Vista de la escultura del euro, delante de la sede del Banco Central Europeo (BCE), en Fráncfort del Meno (Alemania). EFE/Archivo