El jefe de la Cámara Baja del Parlamento yemení, Abdelaziz Abdelgani, murió hoy en Arabia Saudí a consecuencia de las heridas que sufrió en el atentado contra el presidente de ese país, Ali Abdalá Saleh, el pasado junio.

Según la televisión yemení, el jefe del Consejo de la Shura de Yemen falleció en un hospital de la capital saudí, Riad, donde se encontraba ingresado para tratarse las heridas.

Abdelgani, de 72 años, se encontraba en el Palacio Presidencial de Yemen cuando el pasado 3 de junio grupos rivales al régimen atentaron contra el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, mataron a siete guardaespaldas e hirieron a casi 240 altos cargos, que luego fueron trasladados a Arabia Saudí para recibir tratamiento médico.

En el ataque, Saleh resultó herido y también viajó a Arabia Saudí, de donde regresará "pronto", según sus últimas declaraciones públicas, en las que mantuvo su intención de seguir presidiendo el país, convertido en escenario de protestas desde finales de enero.

Entre tanto, la familia de Abdelgani aseguró que éste perdió la vista antes de morir y que su estado de salud se agravó por ser diabético, lo que le impidió recuperarse con éxito de las quemaduras y heridas de las que sufría.

El presidente de la Cámara Baja del Parlamento, cuyo funeral está previsto que se celebre mañana, es el primer alto cargo que fallece como consecuencia de dicho ataque.

Considerado uno de los políticos más cercanos a Saleh desde que este asumiera la presidencia del país en 1978, Abdelgani fue designado jefe de Gobierno tres veces desde entonces.