La bailarina Carolina de Pedro y el informático Rubén Worcel son dos argentinos que vinieron a España en la época del "corralito". Hace seis años crearon la web Danza Ballet y ahora, y a pesar de la crisis, se han decidido a editarla en papel, una revista de colección con la que quieren hacer "historia".

"Paradójicamente, y a pesar de todo lo que está pasando, estamos en un buen momento, tenemos mucha confianza y contamos con el apoyo de los principales teatros de Europa y Estados Unidos. En este proyecto eso era más importante que lo económico", detalla a Efe De Pedro, editora de la publicación que dirige Worcel, su marido.

"Tener colaboradores como nosotros tenemos no se consigue ni con todo el dinero del mundo", sostiene.

Cada ejemplar contendrá entrevistas exclusivas a personalidades de la danza, la moda, la música y el arte; artículos de opinión, historia y análisis pero, "sobre todo, material sin fecha de caducidad que convertirá cada ejemplar en algo valioso para guardar y atesorar" como fotografías de archivo inéditas.

Los contenidos, en castellano e inglés, son diferentes de los que publican en la web, porque en internet se trata de dar "las noticias del momento" y esas se quedan "viejas" según se publican, subraya.

"Quería hacer una revista en papel diferente a todas las que hay. Algo que perdure, que sea de colección, que hable de lo que ha sido la historia del ballet y que contribuya a ella".

De momento, dice, la tirada del primer número de la revista, que en España se vende a 8,50 euros en tiendas como la del museo Reina Sofía, está prácticamente agotada.

Sus colaboradores viven en Japón, Nueva York, París, Berlín, Barcelona, Madrid y Valencia y les proporcionan materiales "únicos" como los que dedican en su primer número a los Ballets Rusos de Diaghilev, que deslumbraron al mundo durante veinte años con nuevos estándares estéticos y excepcionales producciones artísticas.

De Pedro, bailarina de ballet desde los 7 años y desde hace quince dedicada a la enseñanza, ya prepara el segundo número, que saldrá en noviembre, con contenidos "sorprendentes" pero "de igual calidad".

Cree que la difusión de la danza clásica en España está "en precario" y desea que José Carlos Martínez, nuevo director de la Compañía Nacional de Danza (CND), cambie eso "totalmente".

"Estoy segura de que dará lo mejor de sí aunque tengo que decir que Nacho Duato -el que ha sido director de la CND durante 20 años- era maravilloso e hizo algo estupendo, pero para todo en la vida hay un tiempo".

Esta nieta, hija y madre de españoles está feliz de vivir en España, porque, sostiene, "con todo lo que cae o lo que no cae es una maravilla".