Una tormenta de lluvia y viento ha obligado a retrasar cerca de dos horas y media el concierto que Julio Iglesias ofreció esta noche en el Estadio Municipal "Adolfo Suárez", de Ávila, ante más de 7.000 personas entre las que figuraba la infanta Elena.

El espectáculo estaba previsto que se iniciara a las 21.30 horas, pero fue en ese momento cuando se abrieron las puertas del recinto deportivo en el que ha tenido lugar este concierto que no ha arrancado hasta las 23.52 horas, una vez solventados los problemas técnicos derivados de la tormenta.

Por ello, nada más aparecer en el escenario, Julio Iglesias ha pedido disculpas al público, destacando lo "mal" que lo había pasado en las dos horas previas, aunque ha expresado su confianza en que cuando sus fans regresaran a casa pensaran que la espera había "merecido la pena".

El recital, el último de su gira veraniega en España tras los de Aranjuez, Cap Roig, Lucena y Gandía, ha comenzado con la interpretación del tema "Quijote", tal y como suele ser habitual.

Después, ha subrayado el hecho de que las dos únicas veces que ha tenido que comenzar con retraso un concierto por motivos técnicos han sido hoy en Ávila y hace 35 años en la localidad abulense de Arenas de San Pedro, al sur de la provincia.

"Nunca me esperaba volver a cantar a Ávila después de tanto tiempo", ha apuntado, para después considerar "un privilegio" poder hacerlo.

Tras dar las gracias al público por esperar más de dos horas, ha seguido con la interpretación de temas tan conocidos como "Ni te tengo ni te olvido", "Natalie", "A media luz", "Un canto a Galicia", "Me olvidé de vivir", "De niña a mujer", "Manuela", "Hey", "Crazy", "La vida sigue igual" o "Me va".

Esta última ha sonado varias veces, una de las cuales ha servido para que Julio Iglesias se enfundara la bandera de España, después de haber elogiado a su país y de asegurar que cantará en él hasta que se muera.

Además de agradecer al público la espera, ha tenido palabras de agradecimiento hacia la infanta Elena por asistir al concierto, momento en el que ha enviado un "abrazo al Rey y a toda la familia".

También se ha dirigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también presente en el concierto, y a la que se ha referido como "Esperanza bella" y de la que ha asegurado que es "un gran mujer".

Durante su actuación en el Estadio Municipal "Adolfo Suárez", el artista latino más internacional ha tenido un recuerdo para ese "gran presidente que tuvo España", teniendo en cuenta el escenario y el hecho de que uno de sus hijos, Adolfo Suárez Illana, estuviera presente entre el público.

El retraso acumulado, no sólo en la apertura de las puertas, sino en el inicio del concierto, ha provocado el descontento de un público que ha comenzado a pitar, a gritar "fuera, fuera" y a cantar "Escándalo", mientras esperaba el inicio del espectáculo.

El descontento ha ido creciendo, hasta que alguien de la organización ha confirmado la celebración del concierto, pese al retraso acumulado por los problemas técnicos derivados de la tormenta, que no sólo ha mojado parte del montaje, sino que ha derribado una parte de las sillas habilitadas para el público.

Mientras la espera se alargaba, una parte importante del público que llenaba una de las gradas del campo de fútbol ha comenzado a cantar por su cuenta canciones como "Escándalo", "Clavelitos", "La gallina turuleta" o "Cumpleaños feliz" a un grupo de jóvenes que celebraban una onomástica.

Una vez resueltas las dudas sobre el concierto y solventados los problemas técnicos, el espectáculo ha comenzado dos horas y veinte minutos después de lo previsto, con algún problema técnico, que impedía a parte del público escuchar con nitidez el sonido.

Esta actuación en Ávila se fue fraguando a través de una web de fans del artista, que a través de los hermanos Fernando y Álvaro Toribio llevó a cabo una recogida de firmas durante dos años para que Julio Iglesias ofreciera un concierto en la capital abulense, cuarenta años después de que ya lo hiciera en 1971.

Una vez conseguido, el artista ha actuado esta noche en el Estadio Municipal "Adolfo Suárez" tras el trabajo de las 200 personas que han integrado un dispositivo.

Para asistir al concierto de esta noche, organizado por la empresa AvantGroup, el público ha tenido que abonar entre los 35 euros de las entradas más baratas y los 295 de las denominadas "Goldenticket", las más próximas al escenario.