Sebastien Ogier ganó el domingo el Rally de Alemania y pasó a ser el primero en derrotar a su compañero de Citroën, Sebastien Loeb, en un rally totalmente en asfalto desde el 2004.

El francés recorrió las 19 etapas en 3 horas, 32 minutos y 15.9 segundos, para terminar con 39.8 segundos de ventaja sobre Loeb y poner fin a la racha de ocho victorias consecutivas de Loeb en Alemania. Loeb ha sido siete veces campeón mundial.

Loeb estaba invicto en Alemania desde que este país se sumó al campeonato mundial de rally en el 2002. La carrera no se disputó en el 2009.

Ogier inició la jornada con 1:11.3 de ventaja sobre su compatriota después que un reventón le costó a Loeb la delantera en la etapa final del sábado, y el francés de 27 años condujo con prudencia para asegurarse su primera victoria en asfalto.

Segundo fue Loeb, a 39.8 segundos, y el español Daniel Sordo terminó tercero para dar a Mini su primera presencia en el podio.

"Quizás yo no esperaba ganar aquí porque es un rally donde mi compañero es muy fuerte", comentó el ganador. "Matemáticamente todavía es posible ganar el título, de modo que tengo que creer".

Por su parte Loeb dijo que "aunque siempre es mejor ganar, algún día tenía que cortarse la racha".

Loeb tiene 192 puntos en el campeonato mundial. Le sigue Ogier con 167 y tercero está el finlandés Mikko Hirvonen con 156.

"Todavía tenemos una buena ventaja en el campeonato", acotó Loeb.