El presidente de EE.UU., Barack Obama, quien se encuentra de vacaciones, recibió hoy información acerca de la situación en Libia, donde la OTAN bombardeó este domingo el cuartel general del líder libio, Muamar al Gadafi, en Trípoli, según el canal "Al Yazira".

Obama, quien está de vacaciones con su familia en un balneario de Massachusetts (EE.UU.), recibió la información de su asesor principal para la seguridad nacional y antiterrorismo John Brennan, informó hoy el portavoz presidencial Josh Earnest.

"El equipo de seguridad nacional seguirá proporcionando informes actualizados al presidente sobre esta situación según sea necesario", añadió.

"Estados Unidos mantiene comunicaciones permanentes con sus aliados", dijo Earnest, al reiterar la opinión del Gobierno de EE.UU. según la cual "los días de Gadafi están contados".

"El pueblo libio merece un futuro justo, democrático y pacífico", agregó el portavoz.

Libia registra un cruento conflicto desde febrero pasado, cuando protestas y levantamientos de rebeldes que exigían la salida de Gadafi fueron reprimidos por el régimen libio, lo que llevó a finales de marzo al inicio de una intervención militar internacional.

En el marco de esa intervención, la OTAN bombardeó hoy el cuartel general de Gadafi, en Bab el Aziziya, en Trípoli, y el aeropuerto de Maitika, también en la capital, según el canal de televisión "Al Yazira".

La cadena de televisión catarí señaló, asimismo, la detención en Maitika del coronel Al Jituni, considerado como uno de los principales cargos militares vinculados a Gadafi, y de ocho de sus colaboradores.

El viernes pasado la cadena NBC de televisión estadounidense, citando a funcionarios del gobierno de EE.UU. no identificados, sostuvo que Gadafi se preparaba para huir de su país en los próximos días

Esos informantes dijeron a NBC que "los informes de los servicios de inteligencia indican que Gadafi está en el proceso de hacer planes para irse de Libia con su familia".

Esta semana el jefe del Pentágono, Leon Panetta, afirmó que "las fuerzas de Gadafi están debilitadas" y que sus días al frente de Libia parecen contados.