Un minibús golpeó la barrera de protección de un puente y volcó sobre rocas en el centro de Kenia, percance que dejó 23 pasajeros muertos, informó el domingo la policía.

El choque ocurrió el sábado en la noche a unos 140 kilómetros (90 millas) al este de la capital, Nairobi, y tal vez se debió a que el conductor se quedó dormido, dijo el portavoz de la policía nacional Erick Kiraithe.

Según Kiraithe, 15 pasajeros que viajaban al poblado de Makueni resultaron heridos de gravedad y fueron llevados a un hospital local para que recibieran atención médica.

Marcus Ochola, jefe de la policía regional, dijo que los pasajeros viajaban juntos después de que negociaran una dote en antelación a una boda.

Los accidentes de tránsito son frecuentes en Kenia y se atribuyen a menudo a conducción imprudente y al mal estado de los caminos en esta nación del este de Africa.