La comisión electoral de Afganistán decidió hoy revocar la destitución de nueve parlamentarios que habían sido previamente descalificados por la Justicia afgana y devolverles sus escaños en la Cámara Baja, informó una fuente oficial.

La decisión de la Comisión Electoral Independiente (CEI) conlleva la retirada del acta a nueve diputados sustitutos designados por un tribunal especial creado por el presidente del país, Hamid Karzai, por las denuncias de fraude en las elecciones del pasado septiembre.

"Tras analizar el asunto, la Comisión ha decidido que actualmente hay nueve diputados de la Cámara Baja que no obtuvieron suficientes votos de sus circunscripciones como para poder ocupar un escaño", dijo mediante un comunicado el presidente de la IEC, Fazal Manawi.

Poco después de las elecciones del año pasado, los órganos electorales anularon la cuarta parte de los 5,6 millones de votos emitidos y, según los analistas, esa medida debilitó la influencia del presidente afgano en la Cámara Baja o Wolesi Yirga.

El tribunal especial impulsado por Karzai cambió el pasado junio la asignación de 62 de los 249 escaños de la Cámara por presunto fraude, algo que numerosos observadores interpretaron como una maniobra presidencial para tener un Parlamento más afín.

Tras esa decisión y ante algunas voces que pedían la suspensión de todo el resultado de los comicios de septiembre de 2010, Manawi afirmó públicamente que ningún organismo estaba autorizado para alterar el escrutinio supervisado por la IEC que él preside.