Guatemala emitió un decreto para completar algunas adopciones iniciadas por parejas de Estados Unidos que quedaron suspendidas cuando el país centroamericano prohibió el procedimiento en 2007.

El decreto requiere que los padres adoptivos estadounidenses hayan establecido una relación con el niño y que no sean responsables de posibles fraudes que pudieran haber ocurrido. Las adopciones se suspendieron debido a la ocurrencia generalizada de fraudes.

La senadora estadounidense Mary Landrieu, de Luisiana, dijo el domingo que averiguará los detalles del decreto del viernes durante su visita a Guatemala esta semana. Añadió que podría significar que se resuelvan los casos de al menos 44 familias, y rápidamente.

El Departamento de Estado está ayudando a 397 niños cuyas adopciones estaban en proceso en el momento de la prohibición.