Dieciocho personas han muerto en Chile producto del intenso frío registrado en el país en las últimas semanas, informó el domingo el ministro de Planificación, Joaquín Lavín.

El último deceso por hipotermia fue un joven de 21 años que murió el sábado en Temuco, a unos 680 kilómetros al sur de Santiago. El invierno comenzó el 21 de junio.

Lavín informó de las muertes, aunque no precisó el período específico en que se registraron, en un albergue habilitado anualmente para las personas que viven en la calle.

También dio a conocer el resultado de un catastro nacional que determinó que 11.000 personas mayores de 18 años viven a la intemperie. La cifra excluye a los menores de edad.

El censo estuvo a cargo de 9.000 voluntarios que durante una semana recorrieron las comunas del país.