El bateador designado venezolano Bobby Abreu pegó volado de sacrificio con las bases llenas en la décimo segunda entrada y remolcó la victoria de los Angelinos de Los Ángeles, que vencieron 9-8 a los Orioles de Baltimore.

Los Angelinos consiguieron su tercera victoria seguida y continúan firmes como sublíderes en la División Oeste de la Liga Americana, cinco juegos detrás de los líderes Vigilantes de Texas.

Abreu pegó volado de sacrificio por el centro para remolcar a la registradora al corredor emergente Vernon Wells.

El venezolano fue el bate más productivo con tres carreras impulsadas, que le permiten llegar a 48 remolcadas en lo que va de la campaña.

Abreu además pegó doble, que le permite llegar a 546 de por vida y quedar a sólo uno para igualar al dominicano Manny Ramírez en el lugar 25 de todos los tiempos en ese apartado.

La victoria se la acreditó el cerrador dominicano Fernando Rodney (3-5) en un tercio de entrada, permitió un imparable para acreditarse el rescate.

El derrotado fue el cerrador Kevin Gregg (0-2) al no sacar ni un out, permitió dos imparables y tres carreras.