El guardabosques puertorriqueño Alex Ríos entró al campo de juego en sustitución del jardinero Carlos Quentin, que se lastimó en el primer episodio, y remolcó al triunfo con doble en el octavo episodio para llevar a los Medias Blancas de Chicago a una victoria por 3-2 sobre los Vigilantes de Texas.

Los Medias Blancas detuvieron una racha de tres derrotas seguidas para permanecer terceros en la División Central de la Liga Americana.

Ríos, que no inició como titular, se convirtió en el jugador clave del juego, al pegar doble por el jardín izquierdo para llevar al corredor emergente Brent Lillibridge a la registradora en la octava entrada, y marcar el triunfo.

Quentin se lastimó el hombro izquierdo al deslizarse para conseguir una atrapada.

En la lomita la victoria se la acreditó el relevo Jesse Crain (8-3) en un episodio, permitió un imparable, dio una base y ponchó a uno.

Por los Vigilantes el segunda base Ian Kinsler pegó dos cuadrangulares (10) al pegar en el primer episodio sin corredores en circulación, y repitió la dosis en la tercera entrada, solitario.

La derrota fue para el relevo japonés Koji Uehara (1-3) en dos tercios de episodio, permitió dos imparables y una carrera.