Alemania se opondrá a cualquier iniciativa para crear bonos de gobierno de toda la eurozona, dijo el sábado el vicecanciller de Alemania.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolás Sarkozy rechazaron los llamados a la creación de los denominados eurobonos, vistos por algunos como la solución lógica a la crisis de deuda que ha encarecido los costos de los créditos de naciones en problemas económicos.

Sin embargo, esto no ha evitado que quienes la propugnan — tanto de la oposición en Alemania como de otros países — sigan presionando por su creación.

El partido minoritario en la coalición gobernante de Merkel, el Partido Libre Democrático del vicecanciller y ministro de Economía Pilipp Roesler, se ha opuesto abiertamente a la idea.

Roesler fue citado el sábado por el diario Bild am Sonntag cuando señala que "descarto que se van a emitir eurobonos con este gobierno. El Partido Libre Democrático está a favor del rechazo".

Agregó que "los eurobonos son una señal equivocada para las economías más débiles" de Europa.