La defensora del pueblo ucraniano, Nina Karpechova, aseguró hoy que la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, cuya estado de salud ha empeorado en los últimos días, debe ser visitada por su médico personal.

"Timoshenko insiste en ser examinada por su médico y enfermera personal independientemente de donde tenga lugar la consulta, sea en la celda o en la sala del tribunal", señaló Karpechova, citada por las agencias ucranianas.

Karpechova, que visitó hoy a la política en la prisión preventiva de Kiev en la que se encuentra desde el pasado 5 de agosto, aseguró que "Timoshenko dice que necesita un análisis de sangre, ya que permitirá establecer las causas de su empeoramiento".

"En caso de que el examen sea realizado por médicos estatales surge el riesgo de que el diagnóstico sea hecho público", dijo.

Además, añadió, la líder opositora ucraniana ha prometido que no utilizará su estado de salud para que el juez levante el arresto cautelar por desacato al tribunal.

"Cualquier preso que es privado de su libertad no los es de otros derechos humanos, como el ser consultado por el médico de su confianza", señaló.

La defensora del pueblo se dirigió hoy de nuevo por escrito al juez que preside el juicio contra Timoshenko por abuso de poder, Rodión Kiréev, para que autorice la visita del médico personal de la princesa de la Revolución Naranja.

En la misma línea, la Unión Europea expresó el viernes su preocupación por el estado de salud de Timoshenko y advirtió a Kiev de las posibles consecuencias en sus relaciones, como es el caso de las negociaciones para la firma de un tratado de libro comercio.

Timoshenko, de 50 años, rechazó hoy de nuevo ser examinada por los médicos enviados por el ministerio de Sanidad ucraniano.

"Jamás confiaré mi salud y mi vida a la gente designada por este poder. Insisto en que permitan la entrada de mi médico, de quien me fío", aseguró esta semana durante la vista judicial.

La portavoz de la encarcelada política, Marina Soroka, aseguró ayer: "Su estado de salud es muy malo. Tiene moratones por todo el cuerpo. ¿Cómo puede prepararse para prestar testimonio en tal estado?".

Soroka denunció que la negativa del juez a autorizar que el médico personal atienda a la opositora en su celda es un paso más en la persecución política de Timoshenko.

El juez suspendió el jueves el juicio hasta el lunes para que Timoshenko, a la que la fiscalía acusa de recurrir a toda clase de tretas para obstruir la labor de la Justicia, fuera sometida a examen médico.

El empeoramiento de la salud de Timoshenko coincidió con la participación en el juicio del expresidente y su antiguo aliado, Víctor Yúschenko, quien testificó contra la dirigente política.

Timoshenko, que ha calificado de "político" el proceso abierto en su contra, podría ser condenada a varios años de cárcel por excederse en sus funciones al firmar en 2009 un contrato de aprovisionamiento de gas con Rusia.