Las cortes de Estados Unidos recibieron hoy las primeras demandas en nombre de las personas que resultaron heridas cuando el viento derribó un escenario de conciertos durante la Feria del estado de Indiana el pasado fin de semana, que causó seis muertos y más de 40 heridos.

La firma legal Kenneth J. Allen & Associates interpuso dos demandas este viernes en la Corte de LaPorte (Indiana) en nombre de Tammy Vandam, de 42 años, que falleció, y Beth Urschel, de 49, que se encuentra entre las decenas de heridos, informó el Courier Journal en su edición digital.

Expertos legales indicaron que pueden ser las primeras demandas de decenas que se presenten contra la entidad que gestiona el recinto donde se celebra la feria anual, incluyendo el diseñador y constructor de la estructura metálica que se vino abajo, y el promotor de los conciertos.

El diario indica que el estado de Indiana tiene establecido un fondo de responsabilidad en caso de este tipo de accidente de 700.000 dólares por persona, pero los abogados consideran que esas indemnizaciones son bajas en un caso en el que ha habido tantas víctimas.

La ráfaga de viento irrumpió inesperadamente el sábado por la noche cuando los asistentes a la feria anual esperaban a que comenzara un concierto de música country del dúo Sugarland.

La estructura metálica se vino abajo repentinamente y sepultó a docenas de personas. Cuatro personas fallecieron en el acto y otras dos han muerto a lo largo de esta semana a consecuencia de las heridas sufridas.

Además de los fallecidos, las autoridades locales reportaron más de 40 heridos con diferentes grados de gravedad, desde cortes y contusiones, hasta fracturas y traumatismos de seriedad.