Cientos de periodistas marcharon el sábado en Hong Kong para protestar por lo que consideran medidas de seguridad extremas que restringieron su labor durante la visita de un funcionario chino a principios de semana.

Aproximadamente 300 reporteros y fotógrafos marcharon el sábado para protestar en contra de lo que ven como la supresión de las libertades de prensa y de expresión durante la visita del vicepremier chino Li Keqiang.

Los periodistas afirmaron que la presencia de las fuerzas de seguridad fue mucho mayor que durante visitas anteriores de funcionarios del territorio continental de China.

El grupo marchó hasta la sede de la policía, donde los fotógrafos bajaron sus cámaras al suelo en señal de protesta.

El gobierno niega esas acusaciones. Hong Kong es una región de administración especial de China con su propio sistema político y con un amplio grado de autonomía.