Las empresas estatales Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrochina firmaron hoy un acuerdo en Pekín para la construcción de tres refinerías en China que procesarán 800.000 barriles diarios de crudo extraído en el país sudamericano, según un comunicado difundido en Caracas.

PDVSA indicó en un comunicado que la primera de las refinerías estará operando a principios de 2015 y procesará diariamente 400.000 barriles de crudo extraídos de la Faja Petrolífera del Orinoco, situada en el oriente venezolano.

Esta refinería estará en la ciudad de Jie Yang, provincia de Guandong, y se espera que, al igual que las otras dos, procese crudo pesado y extrapesado.

"Esta firma ratifica el convenio de Cooperación Energética entre PDVSA y China National Petroleum Corporation suscrito en marzo de 2007, según el cual ambas estatales petroleras trabajarán mediante empresas mixtas" en las que Venezuela tiene 40 % de participación, indica el boletín oficial.

En abril del año pasado, el Gobierno chino concedió dos préstamos a Venezuela valorados en más de 20.000 millones de dólares -de ellos, 10.200 millones en yuanes- como parte de siete acuerdos de cooperación bilateral.

El país suramericano, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), produce tres millones de barriles diarios y exporta 2,5 millones, de los cuales envía a Estados Unidos alrededor de un millón y otros 400.000 a China.

El Gobierno venezolano planea aumentar la exportación de petróleo a China y llegar al millón de barriles diarios en los próximos tres años.

Venezuela es el país con las mayores reservas probadas y certificadas de petróleo del mundo, con alrededor de 297.000 millones de barriles, en su mayor parte de crudos pesados y extrapesados.