Un partido de la primera división del fútbol belga fue detenido momentáneamente el sábado después que los hinchas del equipo visitante se burlaron del portero japonés Eiji Kawashima con gritos relacionados con el reciente desastre nuclear en Fukushima.

El árbitro detuvo el encuentro entre Lierse y Beerschot cuando algunos seguidores de Beerschot empezaron a cantar: "¡Kawashima...Fukushima!".

El partido se reanudó tras una pausa de varios minutos y terminó con un empate 1-1. Kawashima salió llorando de la cancha y luego dijo que podría perdonar muchos insultos "pero no este".

"No es gracioso usar de esta manera la tragedia de Fukushima", declaró el portero.

Un terremoto y tsunami destruyeron en marzo grandes zonas de la costa noreste de Japón, y dejaron más de 20.000 víctimas fatales. Otras 100.000 personas fueron evacuadas debido a la radiación ocasionada por los daños que sufrió la planta nuclear Fukushima Dai-ichi.