Kim Kardashian y Kris Humphries se presentarán ante el altar el sábado por la noche.

La estrella de un programa de realidad simulada, de 30 años, y el basquetbolista de 26 contraerán esponsales en Montecito, cerca de la localidad californiana de Santa Bárbara, en una ceremonia que será televisada en octubre por el canal E! como programa especial en dos partes.

Será el primer matrimonio de Humphries y el segundo de Kardashian, que estuvo casada con el productor musical Damon Thomas del 2000 al 2004.

Kardashian y Humphries comenzaron a salir juntos a fines del año pasado y en mayo anunciaron su compromiso. El novio se le declaró, rodilla en tierra, con un diamante de 20,5 quilates y escribió con pétalos de rosa "¿te casarías conmigo"?

Kardashian es una de las estrellas del programa "Keeping Up with the Kardashians", transmitido por E!. Humphries jugó para los Nets de Nueva Jersey en la NBA.

Desde el compromiso de la pareja, su boda ha sido la comidilla de los medios informativos y de la familia Kardashian que aparece en el programa, la cual ha colocado actualizaciones sobre la boda en varios blogs y páginas de internet.

El lugar exacto de la ceremonia es un secreto, aunque todo lo demás en torno al acontecimiento — el diseñador del vestido, el pastelero de la torta de bodas, la lista de regalos, la marca de perfume Kardashian — ha sido mencionado en numerosas ocasiones por la familia y sus admiradores.

A principios de semana, la novia dijo sentirse "totalmente tranquila" ante la aproximación del acontecimiento.

"Creo que el momento del pánico ya pasó", dijo el miércoles en una fiesta para presentar su nueva colección de ropa en la tienda departamental Sears.

¿Y qué es lo que más le atrae de su novio?

"Es la persona más genuina", indicó. "Realmente me respalda y también tiene sus propios asuntos".